Reciente

6/recent/ticker-posts

Motorola 68K, MIPS, Sparc, DEC ALPHA y PowerPC: los grandes procesadores olvidados de los 90

 En la actualidad, cuando se habla de procesadores en temas de ordenadores, se suele hablar de los Intel, AMD o más recientemente de los M1 de Apple, pero hace 3 décadas había una gran variedad de procesadores en el mercado que ya no se ven en la actualidad.


Los más conocidos de los que hablaremos hoy serían los PowerPC, ya que se utilizaron en varios equipos icónicos de apple, como el iMac G3 o el Power Mac G4 Cube entre otros. Varios equipos que se comercializaron basados en esta arquitectura fueron anunciados como los ordenadores "Más rápidos del mundo", aunque era algo debatible, la vida de esta arquitectura por parte de apple fue relativamente corta en comparación con otras arquitecturas, teniendo una vida aproximada de una década, siendo la vida de estos procesadores de 1996 a 2005, aunque esta derivaría en la arquitectura Power de IBM que es actualmente utilizada por equipos de IBM derivados de los AS/400.



La arquitectura Power PC nació de una alianza entre Apple, IBM y Motorola, conocida como AIM, cuyo objetivo era competir con los equipos con procesadores x86 de Intel y Sistema operativo Windows. En este período de tiempo los procesadores PowerPC fueron utilizados principalmente por equipos de Apple y Macs Clónicos, pero también se utilizaron en algunas workstation Unix de IBM entre otros equipos que quedaron olvidados en el tiempo.



Antes de la arquitectura PowerPC, los procesadores que reinaban de mejor fama y rendimiento en el mercado fueron los Motorola 68K, los cuales montaban equipos desde los primeros Macintosh hasta los Sharp X68000, pero finalmente acabaron desapareciendo a finales de los 90, siendo sustituidos por los PowerPC en los equipos de Apple y por otras arquitecturas en otras plataformas.


Este procesador se llegaría a utilizar en una gran variedad de equipos, desde Consolas como la Sega Megadrive o la NeoGeo AES hasta servidores de alto rendimiento. El equipo más destacado en utilizar un Motorola 68K fue el Next Cube, una Workstation que destacaría por ser uno de los primeros servidores de lo que hoy llamamos internet.


Otra arquitectura bastante olvidada en la actualidad es la MIPS, que fue utilizada en una gran variedad de dispositivos, desde potentes workstations como las de Silicon Graphics hasta pequeños servidores Web y Consolas como el Cobalt Qube o la Nintendo 64. Esta arquitectura en la actualidad casi ha desaparecido por completo, siendo uno de los últimos dispositivos que la utilizaba la PSP de Sony.



Una empresa que era muy conocida en los 90 por sus Workstations Unix fue Sun Microsystems, pero lo más destacado de estas no era solo su sistema operativo, si no, sus procesadores basados en la arquitectura Sparc. Esta arquitectura comenzó a perder presencia en el mercado bien entrados en el siglo XXI, tras la adquisición de SUN por parte de Oracle, siendo lanzado el último procesador basado en Spark en 2013. La época dorada de esta arquitectura fueron los años 90, que fue cuando más se utilizaron en el ámbito empresarial.



La arquitectura Alpha fue creada por DEC y fue una de las mejores hasta el final de sus días, cuando se anunció que se dejarían de fabricar equipos con procesadores basados en esta arquitectura muchos de los superordenadores más potentes del mundo estaban haciendo uso de ella. Su muerte fue bastante injusta y finalmente, los procesadores que se instalaron en los equipos que los sustituirían, los intel itanium, fueron un fracaso. Lo que marcó el declive de esta arquitectura fue la serie de ventas a la que fue sometida la empresa que la creo, siendo comprada primero por compaq y posteriormente HP, empresa que decidiría ponerle fin a esta arquitectura en favor de la posteriormente fracasada IA-64. Algunos equipos basados en esta arquitectura, como los Compaq Alphaserver DS10 siguen en uso en la actualidad, aunque ya están comenzando a ser sustituidos. La fecha del fin de vida de producto de algunos equipos con procesadores DEC Alpha es de 2024, algo curioso teniendo en cuenta que fueron descontinuados por HP en 2008.



Algo muy curioso de estas arquitecturas es que cuando se presentaron, la mayoría de ellas eran superiores en potencia a la x86, pero acabaron sucumbiendo en el mercado ante esta, la razón de esto fue que muchos de estos procesadores no eran retrocompatibles con otros anteriores, debido a que se llegó un punto en el que la tecnología tocó techo, malas decisiones empresariales o que con los años, a pesar de ir mejorando se fueron haciendo cada vez más ineficientes, como fue el caso de los PowerPC, que con el tiempo acabaron teniendo peor rendimiento y un consumo muy superior al de sus contrapartes de Intel y AMD, resultando en que los últimos equipos que utilizaron procesadores basados en esta arquitectura fueran conocidos por tender a fallar por problemas de sobrecalentamiento, los casos más conocidos de esto serían los PowerMac G5 y la primera remesa de la Xbox 360.

Publicar un comentario

0 Comentarios